Tomarse la injusticia por su mano

Soy de los que piensan (aunque creo que en esto hay unanimidad) que la Justicia en España es muy lenta, extremadamente lenta, desesperantemente lenta. Pero es la que tenemos. A todos nos gustaría acelerar trámites para acortar sentencias, e incluso sería de recibo que como su propio nombre indica, la Justicia no se equivocara nunca y fuese eso, justa. Imagino que allá por Latinoamérica, para su desgracia, tendrán aun mayores problemas que por estos lares; pero eso no exime a los ciudadanos de deber acatarla y esperar a que ejerza su labor.

20080830-44771_injusticia2

En la parroquia de El Valle, al oeste de Caracas, los vecinos de un barrio se han hartado de esperar a que la Justicia venezolana cumpliese con su cometido y han dictado sentencia ellos mismos. Un presunto violador ha sido linchado, arrastrado y quemado ante la inoperancia de la policía local. Estos hechos ocurren en la misma barriada donde meses atrás murió de un modo muy similar otro presunto delincuente.

No dudo de la angustia de los vecinos, y tampoco dudo de la inoperancia de los policias que investigaban el caso (si es que realmente lo hacían), pero la desesperación no puede llevar a nadie a tomarse la justicia por su mano y cometer actos de este tipo, por muchos motivos que crea tener. Es algo que nos diferencia de los animales y no debemos perderlo.

Share

Anuncios

La justicia apesta

Hace pocos días salía a la luz el siguiente suceso:

Un juez se encontraba en la sala del juzgado minutos antes de tomar declaración a una mujer inmigrante de raza negra. Visto que la mujer había pasado la noche en los calabozos realizó las siguientes declaraciones ante lo que suponía podría suceder: “Abran las ventanas que la negra huele mal”. Es cierto que la mujer podría no encontrarse aseada y que podría ser verdad lo que el juez sospechaba; pero todo esto es normal y podría sucedernos a cualquiera que hubiésemos tenido que pasar la noche en dependencias policiales. De todas formas el hecho no es relevante. A lo que yo voy, es que un juez, al que se le presuponen largas horas de estudio y cierto nivel de educación por lo tanto, no puede y no debería realizar este tipo de declaraciones. Vale que no las realizó delante de la mujer en cuestión, y vale que era cierto el hecho en si, pero el decoro y el saber estar los debería haber mantenido en todo momento.

Dicen que ahora quieren inhabilitarlo y él no entiende el porqué. Antes de profesionales (cada uno en lo suyo) somos personas y nos debemos un mínimo respeto.

En este país lo que verdaderamente huele mal, pero que muy mal, es la justicia, que además de lenta a veces no cumple con su verdadero cometido, impartir justicia.

juez1

Share