Una de bacon para mi

Tras un mes de abril en blanco afectado por la falta de acceso a Internet o, más bien, por la falta de motivación para movilizar mi lindo cuerpecito hasta un lugar con WiFi, vuelvo con ganas renovadas para continuar el camino.
Si habíais olvidado en el baúl de vuestros recuerdos la enfermedad de las vacas locas o la no menos mencionada gripe aviar, ahora llega a nuestras pantallas un nuevo estreno: la gripe porcina, o gripe A para no escandalizar a los ganaderos y al personal. La psicosis mundial está haciendo que se cierren conexiones aéreas con México, que en el país azteca se hayan cerrado temporalmente restaurantes, escuelas, oficinas…, que se hayan agotado las existencias de mascarillas en México DF, que se recluya a turistas en hoteles cual reos peligrosos, que Rusia haya prohibido la importación de productos porcinos españoles (no olvidemos que somos el 2º país en número de cabezas de porcino) y quién sabe cuántas otras medidas preventivas. Más vale prevenir que curar. Pero si nos da por seguir este refrán, podríamos haberlo hecho mucho antes. Ya sucedió con las vacas y las aves, y ahora le toca el turno a los cerdos. ¿Qué vendrá después? Parece como si existiesen intereses ocultos. La producción en masa de comida nos lleva a alimentar a los animales con productos elaborados a partir de químicos para obtener mayores réditos. No digo que ésta sea la causa pero puede que así se acabe demostrando.
Ahora es el turno de las farmacéuticas, las verdaderas beneficiadas con todo esto y que no dejan de subir en bolsa los últimos días.
Por último quisiera decir a todos aquellos que van a dejar de consumir carne de cerdo, que si cuando algún familiar les ha contagiado una gripe es porque ellos les han dado un bocado previamente. NO SE CONTAGIA POR EL CONSUMO DE CARNE!!
Me voy a merendar un poco de jamón con tomate.

Share

Anuncios