Invasión verde

Las costas de la ciudad china de Qingdao se encuentran invadidas por un enorme banco de algas. A pesar de todo los bañistas no han querido faltar a su cita y en las imágenes se les puede ver “disfrutando” de la playa como cualquier otro fin de semana de verano. Las algas se extienden 300 millas a lo largo del Mar Amarillo. De no remitir próximamente esta manta gigante el sector turístico podría verse muy perjudicado.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Share